BYPASS Espiritual

Updated: Feb 16


No busques soluciones espirituales a problemas psicológicos. Soluciona primero tus problemas psicológicos y luego ábrete a la espiritualidad. De lo contrario, seguirás tremendamente dormido y afianzado en un ego cada vez más grande o lo que es peor, derivar hacia un verdadero trastorno o patología de difícil disolución.


El uso de prácticas espirituales para ocultar, esquivar, negar o evitar hacer frente a conflictos internos no resueltos, o no reconocer aquellos aspectos de tu vida que te causan dolor es lo que se conoce como “bypass espiritual".


La espiritualidad es tendencia.


Cada vez son más las personas que seducidas por lo espiritual, deciden apartarse de lo que realmente importa, el conocimiento de uno mismo.


-Voy a meditación, -salgo de meditación, -me voy a un retiro, curso, seminario o taller espiritual, -practico la compasión, -fomento la generosidad, -cultivo el perdón, -consumo drogas supervisadas, son afirmaciones que escucho en muchas personas que eligen la inmersión en la espiritualidad sin antes haberse zambullido en el autoconocimiento.


Y no es que rechace tales prácticas. De hecho, hace ya algunos años y durante una meditación, experimenté de una manera totalmente espontánea, lo que Abraham Maslow denominó una experiencia cumbre o estado alterado de conciencia. Una experiencia que literalmente, no sólo cambió, sino que también transformó mi forma de percibir la vida y la comprensión que tenía de la existencia. Sin embargo, tengo que reconocer que, desde ese día, medito menos y me dedico a conocerme mejor a la vez que resuelvo mis asuntos pendientes. Al fin y al cabo, es lo que me permitirá estar a la altura de la experiencia.


La verdadera sabiduría, el nivel más elevado de conciencia, el estado contemplativo puede saborearse pero para transitar, auténticamente, por él se requiere de un paso previo.


- ¿Y cuál es el paso previo? - te preguntarás.


El paso previo es el autoconocimiento, el autoanálisis, la autoobservación consciente, la comprensión de uno mismo.


Antes de ser espiritual, conoce la verdad sobre ti mismo. Lo que piensas y lo que sientes. Reconoce tu diálogo interno. Ponle nombre a tus sombras. Deambula por tu propia oscuridad. Distingue en qué se apoyan tus decisiones y cómo te relacionas con el mundo y por supuesto, contigo mismo. De esta manera, la verdadera espiritualidad logrará manifestarse dando entrada a la luz.





Como dijo Bob Hoffman: Mucha gente que hace un cierto trabajo espiritual pone nata montada encima de la basura. La nata montada es auténtica, pero la basura empezará a apestar a través de la nata montada.



152 views0 comments

Recent Posts

See All