METACOGNICIÓN aplicada a la vida cotidiana


¿En qué grado tienes conciencia de tu forma de pensar?

¿En qué grado tienes conocimiento de tu propio conocimiento?

La metacognición tiene que ver con el conocimiento que uno tiene de sí mismo y de sus procesos mentales, de cómo interpreta la realidad y sus relaciones con el otro, además de cómo se reconoce así mismo.


Implica ir más allá del pensamiento condicionado y conocer la forma particular de deducir o llegar a conclusiones. Saber lo que uno no sabe es la base de la autoconsciencia y “no saber que no se sabe” es la base de la ignorancia, además de un impedimento para la madurez y el bienestar psicológico.


Tener conocimiento sobre la propia forma de pensar es un plus para nuestro aprendizaje y desarrollo.


Teniendo en cuenta que la memoria (experiencias previas) la atención (intereses, necesidades, motivaciones, ideales, creencias) y la comprensión son elementos imprescindibles para el conocimiento propio y el conocimiento del entorno que nos envuelve se hace evidente que para alcanzar la metacognición será necesario una meta-memoria (conocer nuestra propia memoria y su influencia en nuestra forma de percibir y percibirnos), una meta-atención (optimizar la focalización) y una meta-comprensión (haber entendido, claramente, aquello que tenemos delante, incluidos nosotros mismos y darle un significado acorde a lo que es).


La metacognición es propia de personas que saben como piensan y son conocedoras de sus estados emocionales, sin que caigan en contradicciones entre el pensamiento y la emoción. Personas en las que existe un equilibrio entre la mente y su corazón.

Ser metacognitivo es lo que evita que nos precipitemos” y que “metamos la pata” en nuestras percepciones e interpretaciones sobre lo que acontece o nos acontece.


La metacognición implica reflexión y auto-reflexión sobre lo que percibo y lo que creo percibir, también implica capacidad de razonamiento y análisis y por encima de todo, implica identificar las asociaciones internas que nublan nuestras percepción y nos alejan del conocimiento y el aprendizaje auténtico.


¿Preparado para ser metacognitivo?

49 views

​© 2013 por Emma Barthe.