• Emma

Niveles de conciencia


Una no puede dejar de comentar:


He escuchado el discurso de Otegi, no una vez, sino varias:


-Necesitamos que la gente eleve sus niveles de conciencia -dice él

Y lo vuelvo a escuchar

-Necesitamos que la gente eleve sus niveles de conciencia -realmente, dice él


Y es donde yo, sin poder evitarlo me pregunto ¿Pero acaso este Sr sabe lo que son los niveles de conciencia? El buen uso de la palabra, desde la integridad, la verdad y la conciencia es un requisito para trasmitir un mensaje que nazca desde la claridad y la plenitud del Ser. Sin barreras ni obstáculos propios de la mente condicionada apegada al conflicto y la defensa de lo particular e incluso, a los restos de una realidad ya caducada.


Curiosamente, así funciona el cerebro más básico donde la conciencia se expresa desde los niveles más bajos. Esos niveles donde uno es capaz de matar por defender su tierra, su bandera, sus creencias e ideologías ancladas a una historia de dominio, poder y conflicto que sólo puede seguir manteniéndonos en la destrucción y la involución. Dañando la percepción de lo que Es.


En el momento que trazamos una línea fronteriza, una línea de separación entre unos y otros, nos alejamos de la sublime Unidad, algo que tan sólo se percibe a medida que vamos elevando la conciencia.


Hablar de elevar la conciencia cuando se pretende dividir, separar, fragmentar, es prueba de esa ignorancia propia del nivel más bajo de conciencia - el instinto- desde el que sólo puede emerger, un mundo dividido entre dominantes y dominados; la eterna dualidad de la existencia primaria.


Reconozco que el mal uso, la manipulación, la distorsión de la palabra perdiendo su significado original, no lo llevo del todo bien. Uno puede expresar lo que le apetezca y sienta, aunque lo suyo sería sin ningún tipo de distorsión o intento de manipulación y llevar al engaño.


La conciencia tiene niveles, así es, niveles que se apoyan en las propias estructuras cerebrales formadas a lo largo de la evolución. El nivel más bajo de conciencia, precisamente, es el que defiende lo individual, la división, la separación, el egoísmo por encima de lo común, de lo colectivo, del todo unificado. No se puede hablar de elevar la conciencia cuando el fin es desunir.


Cuando elevas la conciencia, las fronteras se disuelven y aprendemos a vivir en comunión con nuestro entorno, con el otro, en un nosotros unificado que ha triunfado sobre la angustia primitiva. Pasando de una conciencia simple -propia del instinto- a una conciencia individual, -propia del ego-, a otra colectiva -propia de la comprensión-, para finalmente y desde la contemplación, fundirnos en la conciencia universal -propia de la plenitud del Ser.-.


Precisamente, la conciencia sin fronteras.


Me consuela saber que estamos destinados a evolucionar, a pesar de estas propuestas de involución teñidas de aparente evolución.


Al fin y al cabo, la política es el arte de la convivencia. Este es el verdadero reto, convivir en unidad respetando, por supuesto, la singularidad.


¿Estaremos lo suficientemente elevados en conciencia para saber hacerlo?

151 views1 comment

Recent Posts

See All